Doctor Honoris Causa

 

Mario A. J. Mariscotti

Presentación del Dr. Mario Mariscotti para su Doctorado Honoris Causa

Por el Dr. Andrés Kreiner, el 20 de octubre de 2011

 

           Es para mi un gran placer presentar al Dr. Mariscotti esta tarde. Con el tiempo me convertí en su colega y tuve y tengo el privilegio de haber recibido su amistad.

           El doctor Mario Mariscotti llegó a ser uno de los físicos nucleares más prestigiosos de nuestro país. Alcanzó notoriedad internacional por sus trabajos sobre un modelo de su autoría, denominado VMI, que describe las rotaciones y vibraciones de los núcleos. Es autor de numerosos trabajos en publicaciones internacionales. Contribuyó de manera decisiva a habilitar el laboratorio TANDAR, el laboratorio de Física Nuclear y Aplicaciones, más importante de Latinoamérica, basado en un acelerador de iones pesados.

           Dirigió y organizó numerosas Instituciones de Ciencia y Técnica. Fue director del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y de la CNEA. Presidió la Academia Nacional de Ciencias Exactas y Naturales. También es miembro de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo desde 2002.

           Incursionó de manera exitosa en la actividad privada fundando la empresa Tomografía de Hormigón Armado (THASA) de la que es su director de investigación y desarrollo. Es el autor de tres patentes tecnológicas vinculadas con la tomografía con rayos gamma.

           Hizo contribuciones importantes a la historia de la ciencia y tecnología de nuestro país, entre las cuales sobresale su libro “El Secreto Atómico de Huemul”.

           Sus contribuciones al progreso de la Ciencia y Tecnología de nuestro país son muy significativas, reconocidas por numerosos premios: dos veces el diploma de honor Konex (1983 y 2003) y el Tech Award, categoría Desarrollo Económico (2002, Sa José, California) entre otros.

           Finalmente quiero destacar al ciudadano y hombre de bien.

 

Conferencia del Dr. Mariscotti

Universidad de San Martín

20 de octubre de 2011

(en ocasión de la entrega del diploma de Dr. Honoris Causa)

“una elección afortunada”